Saturday, January 17, 2009

Dicen impera desconfianza entre los líderes del PRD

POR ALBERTO CAMINERO
El Nacional

En el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) tiene que producirse un diálogo sincero entre sus líderes, que al parecer no se tienen confianza, para conseguir un consenso en torno a la escogencia de la Comisión Organizadora de la Convención y para la selección de los candidatos congresionales y municipales, dijo hoy el licenciado Alfredo Pacheco, vicepresidente de la organización.“Lo que pasa en el PRD es que dentro de los altos dirigentes y el liderazgo perredeísta hay una desconfianza colectiva, que nadie confía en nadie, y eso puede subsanarse con un buen diálogo entre todos”, expresó Pacheco.Estimó que al PRD le hace falta un liderazgo fuerte y confiable, capaz de convertirse en árbitro entre sus iguales, lo que puede evitarle más traumas a los perredeístas.Pacheco sugirió realizar consultas a lo interno del partido sobre si participar o no en la cumbre convocada por el presidente Leonel Fernández y consideró incorrecto las opiniones adelantadas de los líderes perredeístas antes que la Comisión Política decida, porque le pone una camisa de fuerza a sus miembros. “Sobre la cumbre creo que debemos hacer consultas internas para no tener que ver el feo espectáculo que dimos en el pasado intento de reunión de la Comisión Política y cuando se tenga cierto nivel consenso convocar a sus miembros y decidir”, dijo al ser entrevistado por teléfono.Entiende que se debe producir un diálogo entre los líderes y los que aspiran a presidir la comisión organizadora de la convención, para tomar las decisiones de consenso.“No estoy proponiendo acuerdos de aposentos, sino consenso entre sus líderes para no celebrar un encuentro de la Comisión Política con diferencias entre sus miembros, que a la postre terminaría como la última convocatoria”, aclaró. Pacheco advirtió que no hay una organización política en el mundo que puede retomar el poder si sus principales líderes no son capaces de dialogar y ponerse de acuerdo en los puntos más importantes para el partido y la sociedad.La Comisión Política tenía previsto abordar como puntos especiales de agenda la elección de la Comisión Nacional Organizadora de la Convención, ya programada para ser efectuada el 12 de junio, y decidir la posición sobre la convocatoria a la cumbre convocada por el presidente Leonel Fernández. El presidente del PRD, ingeniero Ramón Alburquerque, no asistió al encuentro, por lo que el conocimiento de ambos puntos fue pospuesto para el próximo martes.La escogencia de la Comisión Organizadora divide a las tendencias perredeístas. Unos cuestionaron la legitimidad del número del padrón de la Comisión Política y otros la justificaron.El secretario general perredeísta, doctor Orlando Jorge Mera, rehusó tratar los temas en debates tendenciales, y anunció que el martes, en el mismo hotel Clarión, está convocada de nuevo la Comisión Política.La no asistencia del presidente del PRD, ingeniero Ramón Alburquerque, dificultó la celebración de la convocada reunión.El grupo de Enmanuel Esquea Guerrero, quien en sus aspiraciones a la presidencia del PRD recibe el apoyo del ex presidente Hipólito Mejía y su grupo PPH, así como la mayoría de la corriente de Luis Abinader, acusan al equipo de Miguel Vargas Maldonado de llevar a la reunión dirigentes que no son miembros del organismo.Mientras, el ingeniero Vargas atribuyó el fracaso de la reunión de la Comisión Política a sectores perredeístas que no se sentían en condiciones de competir en base a la norma democrática para escoger la Comisión Organizadora de la Convención y advirtió a las autoridades partidarias que el fortalecimiento de los organismos y la normal fluidez de sus procesos internos son la garantía del éxito del PRD. Sobre la cumbre, Pacheco consideró que está muy mal que el presidente del PRD, ingeniero Alburquerque, el ex presidente Hipólito Mejía y el vicepresidente el partido, Hugo Tolentino Dipp, fijaran posición antes que sus organismos decidieran.“No es sano que altos dirigentes fijen su posición personal, porque esto produce una cadena de fuerza para que la Comisión Política se vea impedida, como de hecho lo ha estado, de tomar una determinación”, observó